Pagina InicialAcerca de nuestra IglesiaAcerca de Nuestra LaborNoticiasContactos
 
 
Noticias
Actual: 02-03-2012
Lo mas visto:
Últimas noticias:

Día de Oración 

Cumpleaños 16 de Misión de Marianao

Cumpleaños 121 de la Presbiteriana

Uno más para Cristo

Asamblea Presbiteral de Jóvenes en Guanabacoa

Festival y Taller Presbiteriano de Música en Guines

Escuela Bíblica de Vacaciones "Jesús es Vida" con Iglesia Coreana

Graduación Curso Verano de Ingles para Niños

 

-> Ver Todas

 
Redes Sociales
 
 

Aniversario de la Primera Iglesia Presbiteriana-Reformada de La Habana - Diciembre 2011

 De Macedonia a La Habana

Por: Presbítera Anayda Díaz

El mes de diciembre esta lleno de encantos, es diferente casi desde el primer día. Es el mes de la Navidad, mes para meditar en lo vivido y trazarnos  nuevas metas para el año próximo.  Para la congregación de la primera Iglesia de La Habana es más especial aun ya que nuestra iglesia cumple años y para todos los que formamos parte de ella,  esta fecha  constituye, un motivo de alegría y de sano orgullo

Hoy el  templo amaneció con sus mejores galas. Manos repletas de amor como las de Isaac Mayol y las de Lázaro y Raquel, además de muchas otras más,  trabajaron horas y horas durante varios días para la gran celebración. Las puertas del viejo y hermoso templo estaban abiertas desde temprano y un gran mural con el nacimiento de nuestro Señor daba la bienvenida a todo el que traspasaba el umbral o simplemente saludaba  al que transitaba por la calle Salud, invitándolo a entrar.

Poco a poco los bancos se fueron ocupando. Rostros gozosos y agradecidos a Dios estaban por doquier, algunos que no veíamos hacía algún tiempo, otros de los ejercicios de Tai Chi, de las misiones de nuestra iglesia, de las células de oración o de los equipos de baseball que apadrinamos. Rostros de todas las edades colmaban el recinto y  le daban un matiz especial a una congregación convocada para celebrar  la visión y entrega de tantos hombres y mujeres  durante más de un siglo. Presiden esta celebración, pastores y laicos de nuestra iglesia que por muchos años han trabajado y aun lo hacen,  para nuestra iglesia.

La solemnidad del momento hace que el silencio envuelva  todo el santuario. Sentimos la presencia del Espíritu Santo entre nosotros y escuchamos los acordes del himno “Grata Memoria”, exquisitamente interpretado al piano y violín, para honrar a nuestros antecesores de una manera singular, mientras desfilan  por el pasillo central con la “Luz y la Palabra”, una niña y un adolescente, símbolos de la continuidad de la obra de Dios en el tiempo. El Kairos se manifiesta en la presencia simultánea del pasado, presente y futuro.  

Con símbalos y pandeiros , como diría el salmista, el Grupo Villazul y el coro de la iglesia ofrecieron alabanzas al Dios de la Historia y  al Jesús de la Vida, mientras el Espíritu Santo se movía entre nosotros al compás de la música, haciendo que nuestras mentes y corazones rebozaran de gratitud. A una  niña fiel de la Misión de Marianao se le dio la oportunidad de encender el árbol de Navidad mientras entonábamos,  niños y adultos, “OH Árbol de la Navidad”.

Basado en el pasaje bíblico que aparece en el libro de los Hechos 16: 6-10, el Rev. Héctor Méndez Rodríguez nos presenta el sermón: “Dos hombres,  una visión”.  Hace  referencia al  Rev. Evaristo Collazo, primer pastor de nuestra iglesia y al misionero Rev. Anthony Graybill, con los cuales comenzó la historia de nuestra iglesia. Fue un sermón con una buena dosis de historia para recordar la visión misionera del Rev. Collazo y en defensa de un hombre,  un poco olvidado,  que fue capaz de entender que debía venir a nuestro país. Este pastor por imposición de sus manos ordenó al Rev. Collazo, asumiendo esta responsabilidad  ante Dios y los hombres. Fue también un sermón reflexivo sobre aspectos en los cuales la Iglesia Presbiteriana ha  tenido una verdadera visión y  señalando otros en los cuales ésta nos ha faltado.

Se expresa el agradecimiento a Dios por  vidas como las de Collazo y Graybill,  que sembraron en aquellos tiempos, o siembran hoy,  semillas que han dado frutos y que han permitido que caigan  las escamas de los ojos de muchos de nosotros para que podamos decir: HEME AQUÍ SEÑOR……y con estas palabras terminó el Rev. Méndez,  su sermón.

Al concluir la predicación,  se devela por el grupo de jóvenes de la iglesia, (símbolo de un presente y de un futuro con raíces profundas en el pasado),  un cuadro del Rev.  Anthony Graybill. Tenemos un minuto de silencio  por su vida y todos  nos unimos en un fuerte aplauso. Este cuadro será colocado en el salón anexo al templo donde ya están los del Rev. Evaristo Collazo y del Rev. Joseph Milton Greene, primer pastor de nuestra iglesia,  después de su reorganización el 8 de diciembre de 1901.

Escuchamos la melodía del himno Castillo Fuerte, magistralmente interpretado por el grupo “Anima Voice” y sentimos que este día de aniversario quedará  guardado en nuestras mentes y corazones por siempre. Tenemos la certeza de que recordando nuestras raíces y honrando a estos hombres iniciadores de la obra presbiteriana, conociendo de su compromiso y sacrificio y también del de otros que los sucedieron,  seremos mejores personas y nos proyectaremos hacia el futuro con la esperanza y la confianza de seguir adelante con nuestra misión y con la vista fija en nuestro Señor y Salvador

Descargar Sermón Dos Hombres y una Visión

->Sermón por aniversario 4 del 12 del 2011.pdf 47 KB